Autocontrol: cómo reconocer los síntomas de la AIJ

Self-monitoring: How to recognize JIA symptoms-CAN [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

 

Es importante saber cuándo necesitas llamar al médico y cómo controlar el aumento de tus síntomas o los cambios.

Llama a tu médico inmediatamente:

  • Si experimentas una inflamación repentina y sin explicación, enrojecimiento o dolor agudo en cualquier articulación. Quizás no puedas caminar ni mover la articulación. También puedes tener fiebre junto con el dolor articular. Esto podría significar que tienes una condición de emergencia denominada artritis séptica. Estos síntomas son diferentes (a menudo mucho peores) de los que experimentarías con un episodio normal de AIJ.
  • En caso de ojos rojos, dolor ocular, visión nublada o pérdida de la visión.
  • Desarrollas varicela y estás tomando medicamentos contra la artritis que son más potentes que los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

Llama a tu médico si cualquiera de los siguientes síntomas ocurre durante más de dos días:

  • Si tienes picos de fiebre diarios de 39,5 °C (103 °F) a 41 °C (106 °F) sin explicación, con o sin un sarpullido rosado.
  • Si estás tomando un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) y desarrollas dolor estomacal que no esté claramente relacionado con una influenza estomacal, pero sí probablemente con el uso de la medicación. Los síntomas pueden incluir acidez, diarrea o no tener ganas de comer. También llama a tu médico en caso de heces con sangre, negras o alquitranadas.
  • Si luego de un dolor de garganta experimentas dolor articular o un sarpullido.

La importancia de los exámenes oculares y de AIJ regulares.

Es importante controlar los cambios en tu AIJ de forma regular. Con los exámenes regulares tanto tú como tu equipo de cuidado médico pueden controlar tu progreso y modificar el tratamiento de forma adecuada.

También es importante que te hagas chequear los ojos de forma regular con tu oftalmólogo. Esto puede ayudar a controlar los signos de una inflamación ocular denominada uveítis. Si recuerdas la sesiones 2 y 8, es posible no sentir los síntomas si tienes uveítis, por ello es muy importante hacerte exámenes regulares. Visitar a tu oftalmólogo regularmente también ayudará a reducir otras complicaciones de enfermedades oculares.

Pregúntale a tu reumatólogo o tu oftalmólogo con qué frecuencia deberías hacerte exámenes oculares.

Cómo controlar tus síntomas

En el transcurso de las últimas sietes sesiones, has aprendido muchos modos diferentes de manejar tus síntomas de AIJ. ¡La clave de todas estas estrategias es seguir practicándolas! Practica estas técnicas tan a menudo como sea posible para ver si te ayudan con tus síntomas. Es posible que no todas las técnicas te sirvan. Por ello, es importante probar todas las estrategias al menos un par de veces.

Last updated: enero 31 2018