Terapia psicológica

Psychological therapy and juvenile idiopathic arthritis (JIA)-CAN [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

La AIJ puede afectar tu cuerpo, pero también puede afectar tus emociones y cómo te sientes. Es posible que experimentes una variedad de emociones durante la adolescencia. Esto puede suceder tengas AIJ o no.

La AIJ y tus emociones

¿Alguna vez te has sentido de la siguiente manera a causa de la AIJ?

  • Aislado, solo, retraído o excluido
  • Enojado, frustrado o molesto
  • Desanimado
  • Impotente o desesperado
  • Triste o deprimido
  • Abrumado
  • Con dolor y sufrimiento
  • Con baja autoestima
  • Preocupado o ansioso

¿Cuáles son algunos de los sentimientos o emociones que has experimentado con tu AIJ?

Es importante reconocer estos sentimientos, pues pueden afectarte física y emocionalmente. El estrés y los sentimientos negativos pueden deprimirte. También pueden hacer que las exacerbaciones de la AIJ sean más difíciles de manejar.

Asesoramiento y terapía psicológica

Hay varias razones por las cuales es posible que necesites asesoramiento o terapía psicológica. El asesoramiento puede ayudarte con problemas que estén relacionados con la AIJ o no:

  • Sentirse deprimido o con pensamientos de lastimarte.
  • Sentir ansiedad y preocupación muy a menudo.
  • Tener dificultades con tu familia y amigos.
  • Preocuparte por tu futuro.
  • Tener dificultades en la escuela debido a la AIJ como, por ejemplo, las burlas o no participar en la clase de gimnasia.
  • Dependencia del alcohol, el tabaco u otras sustancias.
  • Tener que dejar de beber alcohol para tomar una medicación específica.
  • Tener dificultades con la transición de recibir tratamiento en un hospital para niños a ser un joven adulto que se lo trata en un hospital de adultos.

Hay personas con las cuales puedes hablar de esos temas. A menudo hablar sobre los sentimientos con alguien fuera de tu familia ayuda.

Quién puede ayudarte

Los psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales y especialistas en salud de los adolescentes pueden ayudarte a lidiar con el impacto emocional que tiene el padecer una afección crónica de salud. Tu proveedor de asistencia sanitaria puede recomendarte qué tipo de especialista podría trabajar mejor contigo. Por ejemplo, el ir a la consulta de un psiquiatra y psicólogo puede ser recomendable para encontrar una combinación de medicamentos y de estrategias de manejo del estrés que pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo.

Si tienes problemas de abuso de alcohol o drogas, un asesor o un trabajador social con experiencia en el abuso de sustancias pueden ayudarte.

También puedes recibir ayuda de un asesor, un trabajador social o una enfermera con los problemas relacionados con la transición a un centro de artritis para adultos.

Los trabajadores sociales, los asesores y las enfermeras son un buen recurso para ayudarte con los problemas de la escuela, por ejemplo:

  • Hacer frente a la carga de trabajo.
  • Ayudar a los maestros a comprender tus necesidades escolares en relación con la AIJ.
  • Los problemas con tus amigos.
  • Los problemas con la intimidación.

Estos profesionales de la salud también pueden ayudarte a ver cómo hablar con tus amigos y otras personas sobre tu AIJ. Pueden ayudarte a hacer frente a tu necesidad de tomar medicamentos y hacer ejercicios. A veces los trabajadores sociales y los asesores pueden ayudarte a solucionar problemas económicos.

Tipos de asesoramiento

El asesoramiento es un término amplio que incluye instrucción, apoyo y terapia en grupo, familiar o individual. A menudo implica hablar sobre los desafíos de lidiar con los eventos de la vida y que otra persona ofrezca apoyo y sugerencias para solucionar problemas. El asesoramiento también puede acarrear expresar los sentimientos a través del arte, la danza o el canto.

Terapia cognitivo-conductual

La idea detrás de la terapia cognitivo-conductual (TCC) es que la manera en la que piensas (por ej. tus creencias y expectativas) influye en la manera en la que te sientes y en la que actúas. Por ejemplo, si crees que es imposible hacer cualquier cosa que quieres cuando estás dolorido/a, puedes acabar aislándote de tus amigos y sentirte más triste o frustrado/a. Con la TCC, examinas tus pensamientos y recibes ayuda para averiguar cómo cambiar patrones de pensamientos o de comportamientos que no te benefician para poder sentirte mejor. La TCC suele ser una terapia de corta duración, donde se abordan muchas cuestiones en un periodo de entre ocho a doce sesiones. La TCC es una terapia muy útil para personas que tienen dolor crónico, depresión y ansiedad.

Consejos

Es posible que te avergüence pedir ayuda. Recuerda que los médicos y las enfermeras recomiendan el asesoramiento todo el tiempo. A menudo lo consideran un ingrediente fundamental para un plan de tratamiento de la artritis exitoso.

Dale al asesor la oportunidad de ganar tu confianza. Sin embargo, si realmente no sientes una conexión luego de haberlo visto algunas veces, pregunta si hay alguien más que puedas ver.

Last updated: enero 31 2018