Los análisis de sangre

Blood tests and JIA-CAN [ Spanish ]

PDF download is not available for Arabic and Urdu languages at this time. Please use the browser print function instead.

Los análisis sanguíneos se utilizan para diagnosticar y controlar la AIJ. También ayudan a tu médico para que pueda determinar qué tipo de AIJ padeces y se utilizan en combinación con los exámenes físicos y la historia médica. Un análisis sanguíneo por sí solo no puede mostrar si padeces de AIJ o no.

Los análisis sanguíneos se utilizan para controlar los efectos secundarios.

A estos análisis sanguíneos también se los denomina “exámenes de sangre” o “análisis.”

¿Cómo se realizan los análisis sanguíneos?

Estos se realizan en un laboratorio o clínica de análisis. Necesitarás que te extraigan sangre con una jeringa en el laboratorio.

A la persona capacitada para extraer sangre se la denomina flebotomista. Este será quien enrolle la manga de tu prenda de vestir y ate una correa elástica alrededor de tu brazo por encima del área en donde se extraerá la sangre. También pasará alcohol en la zona de tu piel en la que insertará la aguja.

Tu sangre se colocará dentro de unos recipientes pequeños para usos especiales herméticamente sellados. El flebotomista sacará la correa elástica una vez que haya obtenido suficiente sangre para dejar que el flujo sanguíneo corra normalmente. Tomar la muestra no llevará mucho tiempo y una vez extraída la sangre, el técnico retirará la aguja, pondrá un hisopo de algodón y hará presión en el lugar por donde la aguja atravesó la piel. Este procedimiento sirve para detener el sangrado. Luego aplicará un vendaje y los recipientes serán etiquetados y enviados para ser analizados.

En el caso de algunos análisis sanguíneos únicamente se necesita un pinchazo en el dedo.

Cómo lidiar con el dolor que causan las agujas

A muchas personas no les gusta mucho que les extraigan sangre, pero a otras les resulta extremadamente difícil y estresante. Se pueden utilizar anestésicos locales (en crema) para adormecer tu piel. También existen algunas técnicas de distracción que puedes utilizar para no pensar en la aguja. Además visita la pagina “Las estrategias de adaptación ante el dolor” para encontrar algunos métodos útiles ante el dolor relacionado con agujas. Conversa con tu médico o enfermera acerca de tus inquietudes y ellos te brindarán formas en las que se puede reducir el dolor en el momento de realizar tests sanguíneos.

¿Cuáles son los análisis sanguíneos comunes en la AIJ?

A continuación encontrarás algunos de los análisis sanguíneos más comunes para ayudar a diagnosticar o controlar la AIJ.

Conteo sanguíneo completo (CSC)

Este es un análisis de sangre común que se usa para evaluar los diferentes tipos de células en la sangre, incluyendo los glóbulos rojos (para detectar anemia), los glóbulos blancos y las plaquetas. Con este análisis se hace un recuento del número y del estado de las células. Por tanto, puede ayudar a diagnosticar muchos problemas médicos diferentes.

Velocidad de sedimentación eritrocitaria (ESR por su sigla en inglés)

Este es un examen para detectar inflamación en el cuerpo. Este test controla qué tan rápidamente los glóbulos rojos se depositan en el fondo de un tubo de ensayo. No obstante, la ESR no se puede aumentar aunque tengas mucha artritis.

Proteína C reactiva (PCR)

Este análisis es otro cálculo del nivel de inflamación en el cuerpo. De una manera similar a lo que ocurre con el valor de la velocidad de sedimentación globular (VSG), la PCR puede estar elevada o no con la AIJ activa.

Anticuerpos antinucleares (ANA)

La detección de anticuerpos antinucleares (ANA) constituye otro tipo de examen que busca la presencia de ciertos anticuerpos en la sangre. Los anticuerpos son proteínas en el sistema inmunológico que ayudan a reconocer la presencia de bacterias y virus, y también te ayudan a mantenerte saludable. Un autoanticuerpo es un anticuerpo que reconoce partes de tus propias células. A veces los autoanticuerpos se forman como resultado de alguna enfermedad. El análisis de detección de ANA da positivo en:

  • Cerca del 10% de los niños y jóvenes saludables.
  • Algunos niños y adolescentes con AIJ.
  • La mayoría de las personas con ciertas enfermedades autoinmunes como el lupus. Se denomina enfermedad autoinmune cuando el sistema inmune ataca las propias células del cuerpo.
  • Algunas personas cuyos miembros de su familia padecen enfermedades autoinmunes.

En el caso de la AIJ, se utiliza el análisis de ANA para predecir el riesgo de enfermedad ocular. Los jóvenes con AIJ y un ANA positivo pueden tener mayor incidencia de enfermedad ocular. Es posible que necesiten que se controle su vista más a menudo.

Factor reumatoide (FR)

El factor reumatoide (FR) es un autoanticuerpo especial, producido en la sangre en casos de AIJ poliartiular. Este autoanticuerpo se encuentra con mucha más frecuencia en adultos con artritis reumatoide. Solo entre un 5 y un 10% de jóvenes con AIJ dan positivo al FR.

Antígeno de leucocito humano B27 (HLA-B27)

El antígeno de leucocito humano B27 (HLAB27) es una proteína presente en el cuerpo. El HLAB27 sirve para que el sistema inmune pueda diferenciar entre sus propias células y las sustancias extrañas. En este test sanguíneo el médico busca una proteína específica HLA (HLA- B27) en la superficie de los glóbulos blancos. A esta proteína se la ha asociado con algunos tipos de AIJ.

Los análisis de las funciones del hígado y los riñones

Los controles de las funciones del hígado y los riñones se realizan a menudo como un examen de salud en general y a fin de obtener un test precoz y de referencia para la preparación de los medicamentos, en el caso en que sean necesarios.

Last updated: enero 31 2018